Es importante mantener una buena higiene facial porque en nuestro rostro se acumulan grasas, además de la suciedad y otros residuos que están en el ambiente. Si a todo eso le sumamos el maquillaje que llevamos, nuestro rostro se vuelve un terreno propicio para bacterias, con lo que corremos el riesgo de adquirir infecciones en la dermis del cutis.

Por eso, es muy importante desmaquillarte antes de dormir, para quedar libre de suciedad y también desbloquear los poros. Aquí te presentamos una nota sobre los beneficios que obtienes al desmaquillarte diariamente y las ventajas de mantener tu cutis limpio y libre de impurezas.

Jabón y agua no son suficientes para acabar con las impurezas

A veces no basta lavar el rostro con jabón y agua, para realmente remover las impurezas que se acumulan en el día son necesarios otros productos. Por esa razón el desmaquillante es muy importante, ya que su función principal es remover los residuos que el lavado común no retira totalmente.

La dermatóloga Tatiana Oddo explica: “El maquillaje posee mucho pigmento y cuesta trabajo retirarlo, por lo que sólo lavar el rostro no es suficiente. El removedor dejará el rostro más limpio”.

Existen distintos tipos de desmaquillantes

En el mercado hay muchos tipos de desmaquillantes que son diferentes entre sí en cuanto a formato como en textura. Las presentaciones en crema, gel y espuma, son las más recomendadas para quitar residuos superficiales en la piel: como lápiz labial, sombra y blush. El maquillaje de larga duración o a pueba de agua es más resistente, por lo que necesita un desmaquillante más eficaz.

El desmaquillante bifásico contiene dos compuestos: uno líquido y otro oleoso que al juntarse remueven fácilmente el maquillaje de ojos. Según la dermatóloga, “los pigmentos para los ojos, como el rímel a prueba de agua, suelen ser más fuertes, por lo tanto requieren un producto en óleo para ser removidos con facilidad”. Esas fórmulas no necesitan ser aplicadas varias veces, lo que provoca menos agresiones. Las toallitas húmedas desmaquillantes que puedes encontar en farmacias también ayudan mucho.

La dermatóloga orienta sobre los desmaquillantes para los distintos tipos de piel, desde la seca a la grasa: “Las pieles secas o normales pueden utilizar sin problemas fórmulas más oleosas. Y las pieles grasas o con tendencia acnéica, deben usar toallas o desmaquillantes líquidos”, mientras que los productos sin color ni perfume actúan mejor sobre las pieles delicadas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

CommentYour Message
NameYour Name
EmailEmail
WebsiteWebsite